Radares: ¿Seguridad o recaudación?

El gran debate en torno al uso de los radares. ¿Realmente aumentan la seguridad o su única finalidad es la recaudación?Radar

Pues hay de todo, como en la villa del Señor. Hay radares que con su presencia han evitado accidentes y han reducido los siniestros en puntos negros de la geografía española, tales como el situado en la curva cerrada (limitada a 80km/h) de la A-49 en la bajada del Aljarafe en sentido Sevilla. Mapa A-49, Sevilla. Aljarafe No obstante, el problema de fondo proviene de la educación, ya que los radares son efectivos gracias al miedo que infunden en el conductor al tener que pagar una multa y no porque esté él mismo concienciado de que ahí existe un peligro. Por otro lado están los radares colocados para “sacar” dinero a los conductores, la gran mayoría móviles y que nadie conoce de su existencia hasta que llega la instantánea a casa o ves saltar un flash al pasar. Radar oculto en cubo de basura Expongo el caso, el cual estoy seguro que os habrá pasado a muchos. Carretera secundaria ( A-341, Almería) limitada a 90km/h. Circulas con tu vehículo dentro del límite, activando para mayor seguridad el limitador de velocidad a dicha velocidad. Te acercas a un cruce y reducen el límite a 80km/h. Y de repente, llegas al cruce  y de la noche a la mañana, bajan el límite a 60km/h durante unos 300 metros.

Cruce en carretera A-341 (Almería)

Ante esto, y más teniendo en cuenta que no hay un alma en el cruce (que además tiene buena visibilidad) no es razonable frenar 300 metros para después volver a acelerar, aumentando el consumo de forma innecesaria. Sigues circulando considerándote un conductor responsable y unos kilómetros más adelante, te para una patrulla de la Guardia Civil para comunicarte una multa por exceso de velocidad (92km/h según radar. Según el vehículo, 90km/h con limitador) justo en ese cruce donde el riesgo y la temeridad han sido nulos.

Mira tu por donde que no sorprende después de todo. Para que vas a poner el radar en la carretera y castigar a los verdaderos infractores que circulan a 120km/h (porque los había) cuando el límite es 90. Mejor ponerlo en el cruce, así te aseguras la recaudación y luego explicáis que la razón es velar por la seguridad. Autovía con señalización de radar Visto lo visto, y puesto que los inhibidores de radares son ilegales y los detectores están en el limbo legal, ya que aunque no interfiere en la onda de los radares, permite eludirlos, lo único que quedan son los avisadores de radares, muchos de los cuales vienen integrados en los propios GPS.

La propia DGT cuenta en su página web con una sección donde indica los radares por provincias o carreteras. La Asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) publicó un mapa interactivo donde se recogían por provincias todos los radares de la DGT.

Mapa de radares en territorio español de AEA

Además de estos recursos en la web, existen avisadores de radares físicos y aplicaciones para los smartphones que nos indican donde están situados éstos.

Nos centraremos en las aplicaciones, ya que son más baratas y hoy en día la gran mayoría de los smartphones cuentan con antena GPS, pudiendo geolocalizar nuestra posición y así indicarnos que radares tenemos cerca.

Avisador de radares

Avisador de radares. Aplicación de iPhone

Se nutre de la base de datos de Robser, la más completa hasta el momento en esta materia. Indica tanto radares fijos, como camuflados, de tramo y móviles, además de aquellos situados en túneles. Avisador de radares. Aplicación de iPhone Además, incorpora una nueva opción llamada RUTA, en la cual, trabajando conjuntamente con nuestro navegador GPS y nuestra ruta marcada, solo te indica los radares que te vas a encontrar en tu camino con una antelación de un kilómetro (configurable), indicándote exactamente donde se ubica cada uno, además del tipo de radar que es y a la velocidad a la que están limitados tanto por alertas visuales como sonoras.  Esta aplicación desarrollada por Digital Nomad S.L., está disponible para iPhone y Android, con un coste de 1,59€ y 1,99€ respectivamente.

Detector de radares Detector de radares. Aplicación disponible para iPhone Atom Systems es la responsable de esta aplicación, la cual posee unas caracterísiticas muy similares a la anterior, incorporando como novedad la opción de un reproductor de música que se nutre de nuestra biblioteca de canciones del iPhone. Disponible en App Store por 1,59€. Detector de radares. Aplicación disponible para iPhone Camsam Detector de radares-CamSam. Disponible para iPhone y Android Aplicación desarrollada por Eifrig Media que se nutre de la base de datos de radares SCDB.info. Cuenta tanto con versión gratuita como plus, la cual incluye una verificación de los radares, además de unas actualizaciones más rápidas. Disponible para iPhone y Android de forma gratuita, y la versión plus para Android por 4,19€. Detector de radares-CamSam. Disponible para iPhone y Android Wikango Wikango. Aplicación disponible para iPhone Wikango es una empresa especializada en la creación de avisadores de radares. Por ello, decidieron crear una aplicación para los smartphone cuyo cometido era ese mismo: cazar radares. Esta aplicación ofrece características similares a las anteriores, con el plus que los otros conductores que usen la aplicación (denominados SmartDrivers) podrán añadir a la base de datos radares que encuentren. Está disponible para iPhone y Windows Mobile de forma gratuita. Wikango. Aplicación disponible para iPhone Radardroid Radardroid. Aplicación disponible para Android Esta aplicación cuenta con dos versiones, una gratuita (Lite) y otra de pago (Pro). Lo que ofrece esta aplicación como novedad en su versión Pro, la cual sale por 4,99€, es la posibilidad de poder gestionar varias bases de datos de radares simultáneamente. Solo está disponible en Android. Radardroid. Aplicación disponible para AndroidNOTA: La intención de este artículo no es demostrar que no cometí una infracción, ya que realmente circulaba 30km/h más rápido de lo permitido, límite el cual estaba señalizado. Lo que quiero, además de aportar las herramientas para evitar que a otros les pase, es denunciar la colocación de radares con el único fin recaudatorio y no por motivos de seguridad. Aclarar además que en ningún momento el objetivo de este post es violar las normas del código de circulación ni fomentar una conducción temeraria.