¡¿Diésel en crisis?!

Que el petróleo es un recurso limitado y que algún día se agotarán todas las reservas mundiales, es algo sabido por todo el mundo y que a muchos no preocupa por que lo ve aún lejano. Pero que una gran crisis en el diésel puede acontecer en dos o tres años debido a su escasez, es algo que ya asusta más, y más teniendo en cuenta que el parque móvil europeo es mayoritariamente diésel.

¡¿Diésel en crisis?! Fuente: The Telegraph

¡¿Diésel en crisis?! Fuente: The Telegraph

Sí, han leido bien: escasez de diesel. Es un problema que ya viene produciéndose hace tiempo y que el blog OilCrash ha recogido. Últimamente este problema se ha dejado notar más en el suministro del diésel y prueba de ello son noticias aparecidas en diferentes medios de diversos lugares del planeta, desde Canada a China pasando por Reino Unido.

Tras leer esto, uno se preguntará que factores han condicionado para llegar a esta situación. Pues básicamente, según el blog OilCrash, serían dos:

- Todos los líquidos del petróleo: La IEA (Agencia Internacional de la Energía) creó un término con el que denominaban a todas las sustancias que pueden ser sintetizadas y pasar por sucedáneas del petróleo. A estas les llamaron “todos los líquidos del petróleo”. Pues bien, lo que ocurre básciamente con estos “líquidos” es que no sirven (o no son rentables) para fabricar diésel a partir de ellos. Según OilCrash, dentro de estos “líquidos del petróleo”, los más abundantes son los “líquidos del Gas Natural (NGL)”, los cuales, al ser hidrocarburos de cadena corta, permitirían obtener diésel de ellos, pero esto supondría un gran coste económico y energético derivar diésel, por lo que no es rentable, aunque si factible.

A esta reducción de posibles fuentes de diésel, hay que sumarle algo más obvio aún y es el gran y creciente uso que se hace de este combustible hoy en día. Desde medios de transportes (trenes, barcos, camiones, vehículos,..) hasta calefactores, centrales eléctricas o generadores necesitan de este combustible para funcionar.

Producción global de diesel. Fuente: JODI

Producción global de diesel. Fuente: JODI

- Disminución de los márgenes de refino: Los “márgenes de refinio” es la diferencia de precio entre los productos refinados y el precio del petróleo (materia prima), o lo que es lo mismo, el margen de beneficio para las refinerías. El problema que surge con estos márgenes son: la continua variación de precios, tanto del petróleo como de sus productos refinados, ya que el margen de refinio en las refinerías suele estar muy ajustado; los contratos diferidos, donde los precios de compra del petróleo no tienen porque casar con los de venta del productos, ya que al realizar los contratos diferidos en el tiempo, una refinería podría haber comprado el petróleo muy caro hace un mes y vender sus productos refinados más baratos debido a una caída en los precios tres meses más tarde, provocándoles  así márgenes de refinio negativos.

Si la refinería pertenece a una empresa petrolera que se encarga también de la extracción y producción del petróleo, no hay problema ya que “todo queda en casa”. El problema surge cuando la refinería es externa de los productores del petróleo y subsiste refinando el “oro negro”.

De cada barril de petróleo, la mitad o 2/3 partes resultantes son gasolina, siendo el resto destilados, donde se incluye el diésel. Pues bien, si a esto le sumamos que la demanda de diésel en el mundo ha aumentado (sobretodo en los vehículos privados), nos encontramos con un excedente de producción de gasolina (cuyo mayor demandante era el mercado automovilístico) y una escasez de diésel para la gran demanda que hay de este combustible.

Todo ello esta trayendo consigo el cierre de múltiples refinerías, ya que ante esta situación solo les queda dos salidas: o suben el margen de refinio de la gasolina para aumentar los ingresos (con lo cual la gasolina sería muy cara y no la venderían) o los bajan y se arruinan.

Esto es lo que le ha pasado a 70 refinerías en Europa, entre ellas PetroPlus,  y a otras tantas en Estados Unidos.

Muchas voces contrarias a esta visión afirman que ese descenso en la producción de diésel se debe a un descenso en la demanda, ya que no se consume tanto diésel como podría producirse.

No obstante, si la teoría aquí expuesta es cierta, ¿supondría estos un alto riesgo para muchos fabricantes europeos que han apostado por los vehículos híbridos diesel?¿Qué opináis?

(Seguiremos aportando más datos para conocer más a fondo esta situación)

Artículos relacionados | Híbridos, tambien en diésel   Diésel: Una verdad incómoda

Fuentes | The Oil Crash

Energy Shortage

JODI (Joint Oil Data Interactive)